20 feb. 2011

OJOS TAPATÍOS / 18 FEB


Twitter: @osvaldomonos

Nunca falta el humor negro y corrosivo del mexicano, a todo le hemos de encontrar el lado curiosito y hacer de la desgracia un chiste, es como el modus vivendi, apreciado por nosotros y visto con asombro por los ojos de los extranjeros, pero cuando el chiste nos toca de cerca, como que ya no sabe igual, eso de que para el 469 aniversario de la ciudad, se organizaron varios “reventones” esto en alusión a los granadazos ya no nos hizo mucha gracia que digamos, y más cuando al mero estilo de la chimoltrufia, porque como dicen una cosa, dicen otra, Tomás Coronado y Fernando Guzmán comenzaron a extender sus declaraciones al respecto, donde aseguraban que ese hecho del Butter Club era asunto entre particulares, como si fueras a un Oxxo y en lugar de los celulares que están junto a la caja, hubiera granadas, pistolas y cuernos de chivo, y le dices al dependiente, “oiga, me da dos de esas de fragmentación, es que voy a ir a arreglar un asunto particular” o si al pagar en el supermercado en lugar de ofrecerte tiempo aire para tu celular te dijeran “¿no va a llevar municiones?, hoy las recargas son al doble”, por favor, ¡está bien que si pero no!, ahora en la semana dijeron que como que siempre si tenía que ver algo relacionado con el crimen organizado, pero no muchote, para que ni nos volemos.

Como volados andaban los del Hotel Riu de que a ellos les hacía lo que el viento a Juárez con los llamados de atención, clausuras y demás en la construcción, hasta que para desgracia de dos de sus trabajadores, un accidente terminó con sus vidas, de nueva cuenta la construcción fue clausurada, las huellas del incendio se veían desde varios puntos de la ciudad, la paranoia no se hizo esperar y más de alguno aseguraba que de nueva cuenta los malos hacían de las suyas.

Los malos que hacen de las suyas siguen en aumento y los “buenos” que deben de atraparlos, se unen a sus filas, esto por el peculiar caso donde un ciudadano, fue despojado de su celular en una revisión de rutina, donde le amenazaron con sembrarle algo si no cooperaba, el detalle fue que uno de los uniformados al verse maravillado con el sofisticado aparato, se tomo una fotografía y accidentalmente cambió la imagen del propietario del aparato, por la suya en la cuenta de Twitter del afectado, si lo tonto doliera, este gendarme estaría en terapia intensiva.

Como parece estar nuestra ciudad ante esta ola de violencia, ayer jueves a media tarde el hermano del secretario general del Ayuntamiento de Guadalajara, fue victimado de un balazo, ahora que ya les tocó a ellos, ¿qué procede…que mañana o pasado se tengan detenidos e identificados a los culpables?...o también les tocará pasar las de Caín y que su expediente haga fila, como suele suceder en muchos de los casos, que antes eran hechos aislados y ahora son casi cotidianos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lamentablemente las autoridades de la ciudad no haran nada hasta que no pase una desgracia mayor..Y con desgracia mayor me refiero a alguno de ellos o sus familiares. Ahorita se sienten inmunes. Pero creanme que las "personas" con las que estan tratando no se tientan el corazon con secuestrarlos, matarlos y exponer sus cuerpos para mandar un mensaje...y sin importar a quien mas se lleven es su camino.
Sino preguntenle a otras ciudades de este pais donde ya no existe autoridad que los pueda controlar. Si añadimos a esto la corrupción que existe en todos los niveles de gobierno y autoridades, México va en un rápido descenso hacia el abismo del que necesitara muchos años para poder salir.